¿CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA TWIN-SHEET?

Fase 1

Dos planchas de plástico termoformable se posicionan en la máquina y se calientan mediante resistencias de infrarrojos.

Fase 2

Una vez alcanzada la temperatura de termoformado adecuada, las planchas de plástico pasan a la zona de moldeado.

Dos semi-moldes se cierran sobre ellas haciendo que cada plancha, mediante vacío y/o presión, se adhiera a las paredes del molde formándose así la pieza.

Fase 3

Las piezas se enfrían.

Fase 4

Una vez el plástico es lo suficientemente rígido para ser liberado del molde, las dos mitades del molde se separan y se extrae la pieza formada.


Luego se separa la pieza del resto de plástico sobrante mediante el fresado del contorno.

LA SOLUCIÓN TERMOPLÁSTICA APLICABLE A TODAS LAS NECESIDADES

Unión

No es necesaria la aplicación de materiales adicionales o de adhesivos para la unión de las planchas, ya que quedan fusionadas entre sí.

Ligereza

Es posible elegir el grosor de las planchas por lo que el peso de las piezas puede ser variable. De esta forma pueden llegar a tener menor peso que con el proceso de rotomoldeo.

Precisión

El sistema Twin-Sheet permite realizar piezas con diversos detalles y definición, además proporciona una calidad comparable al proceso de inyección.

Diversidad de materiales y acabados

Materiales como ABS, PS, PE, PMMA, PP, etc, se utilizan para la fabricación con Twin-Sheet.

 

Se pueden fabricar piezas con diferentes colores de las cartas universales como RAL, NCS... Además, las piezas pueden tener dos aspectos diferentes de color y textura.